La ciudad de Irun se adapta a una nueva movilidad de cara a las fases de la desescalada en la crisis sanitaria del covid-19. Impulsar el uso de la bicicleta, favorecer el tránsito de peatones, respetar Irun Ciudad 30 y la recuperación del 100% del servicio del transporte público son algunas de las medidas tomadas por el Ayuntamiento de la ciudad. 

Fuente: www.irun.org

Transporte en Irun

Os recordamos que el uso de las mascarillas es obligatorio en el transporte público. Las líneas de Irunbus, salvo los Gautxoris, han recuperado sus horarios y recorridos habituales desde el pasado 11 de mayo, con medidas para garantizar la seguridad de sus usuarios.

Las 10 medidas claves para una nueva movilidad impulsadas en Irun son:

  1. Respeto, más que nunca, a Irun Ciudad 30
  2. Mejor señalización de la bici en la calzada
  3. Más aparca bicis en las calles
  4. Peatones que circulan siempre por la acera de su derecha
  5. Ampliación de aceras en puntos comerciales sin anchura suficiente
  6. Ampliación de zonas peatonales y de convivencia en varios puntos de la ciudad
  7. Semáforos de prioridad peatonal
  8. Medidas para compensar la eliminación de aparcamientos (bonos y zonas de residentes)
  9. 100% del transporte público en marcha con mascarilla obligatoria
  10. Recuperación de la OTA

El alcalde de Irun, José Antonio Santano, ha explicado que, en coordinación con los grupos municipales, varias áreas del ayuntamiento, entidades y locales comerciales y hosteleros, se está trabajando en acciones dirigidas a garantizar el cumplimiento de las medidas de distanciamiento y seguridad que exige el estado de alarma.

No son pocas las ciudades que en esta desescalada se están transformando en Ciudades30, una medida que en Irun se implantó en 2011 y que afecta a la totalidad de la ciudad desde 2013, favoreciendo la convivencia con la bicicleta en la calzada. Y es que esta última se está convirtiendo en una alternativa de transporte útil y seguro, para lo que se han llevado a cabo señalizaciones horizontales en numerosas vías de Irun para mejorar la seguridad de los ciclistas. 

Además, desde el ayuntamiento informan que está previsto seguir trabajando para ampliar las conexiones de carril bici en diferentes puntos de la ciudad, se está estudiando la colocación de más aparcabicis y en breve se pondrán en marcha la habilitación del nuevo bidegorri de conexión con el Hospital Comarcal del Bidasoa.

Irun peatonal 

La gran apuesta en estas semanas es la ciudad peatonal. En este sentido, Santano destaca que tenemos «una ciudad cómoda donde los recorridos peatonales nos permiten llegar prácticamente a cualquier punto. Hay que mantener las distancias y garantizar el espacio suficiente, pero moverse a pie es una buena opción».

Modificar el ritmo de los semáforos, recomendar a los peatones circular siempre por la acera de la derecha y ampliar dichas aceras son algunas de las medidas que se van a tomar durante estas semanas. De este modo se ganará espacio para los ciudadanos en algunas zonas concretas donde por la afluencia de comercios puede ser complicado mantener la distancia de seguridad, como el entorno de San Miguel y el de Pio XII .El ayuntamiento explica en su web las medidas tomadas que, además, pueden visualizarse sobre un plano de la ciudad.

Fuera del entorno comercial también se han tomado medidas para favorecer el tráfico a pie por la ciudad: se ha habilitado un espacio peatonal mayor en la avenida de Letxumborro, donde se eliminará un carril de cada sentido de circulación para ganar espacio para los peatones y el límite de velocidad en este tramo se limita a 30 km/h.En el centro, el Paseo de Colón será peatonal -entre la avenida de Iparralde y la avenida de Gipuzkoa- los domingos.

Por su parte, en la carretera de Behobia (G-636 paralela al río al Bidasoa) se cerrará un carril de lunes a viernes (de 20:00-23:00) y los sábados y domingos todo el día para reservar su uso a los ciclistas. Estará abierta la circulación vial dirección Irun; el acceso a Behobia se hará por Darío de Regoyos. Mientras, la carretera de Ibarla se convertirá todos los días a partir de las 20:00 y el fin semana en una zona de convivencia: con paso en coche solo para residentes y acceso justificado y velocidad limitada a 10km/h.