¿Conoces Gordailua? Muy cerquita de nuestras oficinas tenemos el tesoro o, mejor dicho, el cofre del tesoro de Gipuzkoa. Un edificio que alberga el patrimonio cultural de nuestra provincia. Más de 70.000 objetos entre obras de arte, manufacturas y objetos de la vida cotidiana que conforman la historia de nuestra provincia. 

 

Exterior del edificio Gordailua, en Irun
Fotos: www.gipuzkoa.eus

La cultura material de una sociedad es el conjunto de objetos utilizados por las personas a lo largo de su historia y que han formado parte de su vida cotidiana. De diversos materiales y usos, aportan información sobre las personas que los usaron, su modo de vida y su sociedad. En otras palabras, los objetos que dejamos atrás hablan de nuestras familias y de nuestro trabajo, de nuestro método de vida y de nuestras costumbres. Un tesoro histórico. Y eso es lo que es Gordailua.

EL TESORO DE GORDAILUA

Gordailua está adscrito al Departamento de Cultura, Turismo, Juventud y Deporte de la Diputación Foral de Gipuzkoa y acoge las colecciones patrimoniales de la Diputación. La mayor parte de los objetos que se encuentran en Gordailua son obras de arte y elementos de valor etnográfico e histórico. Esta amplísima colección comprende manufacturas y piezas artísticas producidas en el territorio o ligadas de forma manifiesta a formas de vida, acontecimientos, actividades o personajes significativos de la cultura y evolución de la sociedad de Gipuzkoa.

¿Ejemplos? Colecciones de Porcelanas Bidasoa o Unión de Artistas Vidrieros, entre otros (seguro que os suenan) que permiten trazar el recorrido de estas empresas; utillajes y arreos de caseríos como los de Soraitz, Zubimendi, o del Palacio Miramar. Aportaciones de coleccionistas: Manuel Laborde Werlinden, Fernando Díaz Peral, Ignacio Mª Atxukarro, Jesús Mª y Lurdes Etxeberria, etc. Y en otros casos el conjunto de bienes es el resultado de años de creación o recogida de artistas e investigadores: Didier Petit de Meurville, Nestor Basterretxea, Juan Gorriti, Xabier Otero, Antxon Aguirre Sorondo…

Además, en este singular edificio se conservan los bienes del Museo San Telmo y de otras entidades públicas y privadas, como la obra del artista Nestor Basterretxea. También actúa como depósito de Arqueología y Paleontología de Gipuzkoa, por lo que custodia piezas obtenidas en excavaciones, prospecciones o hallazgos del territorio, ¡más de 10.000 cajas!

¿CÓMO SE CONSERVAN LOS OBJETOS?

Como os podéis imaginar, guardar todo estos bienes no es sencillo. El edificio, diseñado por los arquitectos Pedro Astigarraga y José León Lasarte, cuenta con ocho almacenes donde se conservan las diferentes piezas en condiciones de humedad y temperaturas adecuadas. Además, hay salas especiales con parámetros específicos para diferentes materiales como metales, papeles, tejidos, etc. 

También hay un taller de restauración para los bienes arqueológicos, paleontológicos, etnográficos y artísticos; un espacio de cuarentena, una sala de investigación, una biblioteca… Unas instalaciones punteras para proteger nuestro legado material. 

¿CÓMO VAN A PARAR ALLÍ?

Además de un programa de adquisiciones, también se analizan las diferentes ofertas de donaciones, venta o cesión de particulares o entidades, teniendo en cuenta varios criterios: que cuente con un origen bien documentado, el estado de conservación, su contribución a las colecciones y si es indicativo de una época, territorio, sector social, etc. 

 

Cerámicas en el interior de Gordailua

¿SE PUEDE VISITAR?

Uno de los objetivos de Gordailua es poner en valor el patrimonio cultural que alberga, por ello se ofrecen diferentes propuestas tanto para especialistas como para el público general. Este 2021 Gordailua y San Telmo Museoa ¡cumplen 10 años! y lo celebran con un programa conjunto que incluye visitas guiadas presenciales (siempre cumpliendo las medidas de seguridad). Puedes consultar las visitas del primer cuatrimestre en la página web de Gordailua

Cómo llegar:
Línea L2 – San Juan – Ventas – Txingudi